Antes de  que  un viento brusco apagara la llama de  la antorcha…

Antes de  que  un viento brusco apagara la llama de  la antorcha, Arheam  miró  reflejado  en  la  corona  algo  espeluznante  y  cayó  en cuenta  de  lo  que  ocurría.  Olvidó  el  dolor  y  el  sufrimiento  que  envolvía sus entrañas y  agarrotaba sus músculos. Lo que  estaba en la cueva era algo que  los elfos temían desde  la antigüedad, aquello que  no les permitía nunca visitar las cuevas. Y lo que, según se contaba, había provocado la extinción de  los enanos hacía ya varios siglos.
Los  elfos  lo llamaban «El  mal augurio»,  pero los  hechiceros conocían su nombre  verdadero y  este  retumbaba en los oídos del muchacho  como un taladro: Gyarkhe, el que  confunde  al que  no tiene  fe.
“Ikingut: El heredero de Darkaria” por Belinda Díaz @editorialadarve #proximamente #Ikingut #ElherederodeDarkaria #libros #fantasia #épica #fantasy #books #lfl https://belindadiaz.com

One Response to “Antes de  que  un viento brusco apagara la llama de  la antorcha…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies